Que la eficacia de tu app sea para siempre

Una vez que decidas desarrollar una app y ponerla en el mercado te enfrentarás a nuevos retos, tan diversos como la publicidad y la popularidad que pueda ganar, el índice de descargas, los problemas de soporte, hasta la tragedia de la desinstalación.

Subir una app al mercado y ponerla en la cúspide de las estanterías es apenas uno de los pequeños pasos en el mundo de las aplicaciones móviles, las listas de descarga tienen entre sus primeros lugares apps llenas de malos comentarios respecto a su desempeño, intrusión, consumo de datos e inestabilidad general, seguro hay más de un caso que te suene familiar ¿verdad? El riesgo de que tu aplicación sea desinstalada por un mal funcionamiento es de 77% durante los primeros tres días, a la larga las apps promedio permanecerán únicamente en el móvil del 10% de los usuarios que instalaron.

Evitar que tu aplicación sea parte de las estadísticas es tan sencillo como poner en primer lugar la experiencia de los usuarios, en éste post te cuento más acerca de ello. Sin embargo, si tu app es perfecta al finalizar el desarrollo ¿será perfecta por siempre? La respuesta es la misma que para la mayoría de cosas que usas y conoces: sí, con los cuidados adecuados.

 

Haz de tu app TU consentida: dale mantenimiento.

El cuidado de una aplicación es esencial para que su nivel en el mercado siga siendo competitivo, prevé mucho más que caídas de sistema o cierres de sesión inesperados ¿recuerdas cómo fue la última actualización de tu app favorita? ¿La disfrutaste? El mantenimiento otorga un arma fabulosa basada en la retroalimentación: darle al usuario lo que pide.

A corto plazo:

Seguramente los desarrolladores de tu app hicieron un excelente trabajo y antes de lanzarla al mercado efectuaron infinidad de pruebas hasta verificar que su funcionamiento era óptimo, la realidad es que cuando la app llegue a más usuarios serán ellos los indicados de verificar que efectivamente sea así y si resulta lo contrario se encargarán de decirlo (ellos o las estadísticas de descarga), en este caso el mantenimiento solucionará todos esos detalles tan pronto como surjan. Esto incluye fallas, bloqueos, lentitud, consumo de batería, etc.

A mediano plazo:

Cuando tu aplicación haya ganado popularidad será hora de optimizarla para miles de usuarios, mantenerla conforme a su crecimiento ayudará a que su funcionalidad tanto como su instalación sea igual de eficiente. Existen varias aplicaciones exitosas que en un boom de crecimiento quedaron estáticas por no estar listas para ello. Si tu app recibe mantenimiento periódico estará preparada para el incremento de usuarios.

A largo plazo:

Los mercados en los que se halle tu app serán también tu conexión con los usuarios que la instalan, mediante ésta retroalimentación tendrás un contacto directo y un conocimiento más profundo de los usuarios a los que te diriges, conocerás sus gustos, disgustos y NECESIDADES. Esto te permitirá hacer que tu app prevalezca: renovarla. A través de las ideas y sugerencias podrás implementar nuevas funciones o quitar otras que no obtengan tanta popularidad, mejorar tu servicio y quizá hasta ofrecer servicios nuevos, la tecnología no tiene límite.

Sí, ya tienes una app, tienes una app que funciona ¿Por qué necesitaría mantenimiento? Por ese motivo que te hizo crearla, porque quieres que tu empresa esté a la cabeza y la única solución para no estancarla será continuar haciéndola crecer.

Conoce más aquí.

Deja un comentario